top of page

YOSSE ISLAS: Favor de leer con el cuerpo y no olvide mantener las manos lejos de sus ojos


Imagen: La Jornada Hidalgo.



Un pájaro en el ojo llegó a mí con la garantía de que iba a volarme la cabeza. No mintieron y yo tampoco dudé porque ya de por sí la portada me pareció inquietante. En cuanto cerré el libro aparecieron las interrogantes: ¿Es Un pájaro en el ojo una forma distinta de experimentar el cuerpo?, ¿recuerdan cuando han intentado describir un sentimiento fuera de lo común o desagradable y suelen decir: “me siento rara” o “se siente extraño” ?, ¿y si esa rareza que sentimos y creemos tiene lugar en el malestar cotidiano, es más bien un pequeño animalito, un huésped que pareciera inofensivo, pero al decidir alojarse en nuestro cuerpo pudiera tornarse en una situación catastrófica para nosotros? Yo no lo había pensado hasta que tuve la oportunidad de leer el libro que tengo en mis manos y afortunadamente obtuve respuestas, y por supuesto, cierto temor de ser invadida por una de estas particulares especies.


Xóchitl Olivera Lagunes a través de dieciséis cuentos nos invita a ponerle nombre, color, sonido y textura a eso que nombramos “raro” o “extraño”. Nos muestra que no es “algo raro”, son gusanos que responden a la presencia, es una infestación de hormigas escurridizas y bien organizadas, es musgo imposibilitado a subsistir en la soledad y que crece desde la añoranza, desde el recuerdo. Son sirenas alimentadas de la tragedia, es una bola caliente que goza de buena memoria, una aguja afilada que desilusionada apaga a pinchazos la luz, o quizá son lágrimas algodonadas en la garganta.


Los cuentos de Lagunes están plagados de sensaciones dolorosas o insatisfactorias que harían huir a cualquiera, pero la autora se asegura que aún dentro de la incomodidad, sean lo suficientemente tolerables para permanecer un largo tiempo de la mano de sus personajes, casi como rehenes, pero aquí, yacen destellos de voluntad o en su caso resignación. Nos muestra cómo se va dejando de ser uno para entregarse al extraño, y lo que es peor, teniendo el asiento principal para ser espectador de este salvaje despojo interno. Asimismo, existen cuestionamientos y un profundo diálogo interno que lleva al autoconocimiento en los personajes, los cuales tienen una plena conciencia de su entorno y las circunstancias. Si bien es horrible la incertidumbre, lo es aún más la certeza devastadora e irremediable de no poder cambiar el curso de tu destino, por ejemplo: saber que pasarás de ser un chico ordinario con una vida placentera a un peligroso y letal ecosistema.


Debo aclarar que no se trata de cuentos pesimistas en lo absoluto, existe una particular inclinación de rendirse a lo que busca poseernos, sea externo o algo que siempre estuvo con nosotros. No es una batalla, no hay lucha ante lo que ya está perdido, en estos casos es mejor dejarse llevar, o arrojarse uno mismo. En estas historias incluso existe compasión por lo que invade, aún si esto se nos incrusta en el ojo y aletea con fuerza hasta enfermarnos de desesperación. Es una invitación a adaptarnos a lo extraño. Me maravilla tener en mis manos un libro que se apropie tanto del cuerpo, que se dé el lujo de entregarlo.


La autora utiliza enigmas cotidianos y los transforma en sucesos impensables, como en el cuento titulado Sirenas. Nos enseña que a veces es necesario sentir las emociones con la piel, con las entrañas, cuando nos desborda este padecimiento que llamamos condición humana. Todas estas ideas colonizaron mi mente y cuerpo al leer con la piel, uno a uno, los cuentos de Xóchitl. Les invito a dejarse invadir también.







Yosselín Islas Flores (1996, Hidalgo, México). Escritora, poeta, abogada y acompañante de aborto. Cursó el Diplomado en Escritura Literaria por el Centro de las Artes de Hidalgo (2022). Ganadora del Primer concurso de relato corto Smol Books "Escribamos de Aborto" (2022). Editora en la revista digital Aleteo Poético. Ha publicado en las antologías Mirada, palabra, poesía (Editorial UDG, 2020), Selfie Poética (Complejo Cultural de los Pinos, 2020) y Personae (Sello editorial Los Scriptoria, 2022), así como en las revistas digitales Círculo de Poesía, Mood Magazine, Ablucionistas y en el blog de la Editorial Los libros del perro. Autora del libro Llena eres de gracia (Editorial Los Ablucionistas A. C., 2020) y de Paisajes de la ausencia (Editorial Cipselas, 2022).

Comentários


bottom of page